El menudeo del empleo

    "El empleo es la consecuencia de la aplicación práctica de la economía. Hoy, por desgracia, muy poca parte de la economía significa empleo. Pero todo el empleo es economía. Esta paradoja nos acerca a la realidad contradictoria del día a día en el mundo laboral. " Artículo de Juan Carlos Cantín, secretario de empleo de CCOO Aragón, publicado en el Heraldo de Aragón del sábado 23 de diciembre. Sigue leyendo el artículo completo...

    26/12/2019.
    El menudeo del empleo. Artículo de opinión de Juan Carlos Cantín.

    El menudeo del empleo. Artículo de opinión de Juan Carlos Cantín.

    La diferencia que hay entre economía y empleo es similar a la que existe entre la ciencia y la técnica. La economía establece los principios teóricos y el marco global que regula los procesos de intercambio. El empleo es la consecuencia de la aplicación práctica de la economía. Hoy, por desgracia, muy poca parte de la economía significa empleo. Pero todo el empleo es economía. Esta paradoja nos acerca a la realidad contradictoria del día a día en el mundo laboral.

    La existencia de un salario mínimo interprofesional (SMI) digno y de una renta básica universal son elementos estructurales de la economía. Pero a la vez son funcionales para el empleo. El crecimiento económico no se debe medir, exclusivamente, en términos de Producto Interior Bruto (PIB). Hoy los indicadores sociales, medioambientales y de la economía alternativa, son tan valiosos o más que los tradicionales. El coeficiente de Gini para medir la desigualdad, el porcentaje de activos bancarios con respecto al PIB, la opacidad financiera y la dependencia de la deuda externa, entre otros factores, aportan una visión más cercana de lo que vemos en la calle.

    La subida progresiva del SMI, como viene pidiendo CCOO, a partir de los 1000 euros es una necesidad y una obligación para el futuro gobierno. Como lo es, por cierto, derogar una reforma laboral que legaliza el despido por enfermedad. Los datos, tras la subida del SMI, demuestran que el empleo no solo no se ha resentido, sino que ha mejorado. Por eso terminaremos el año con una leve mejora del consumo y, por lo tanto, de la economía.

    Hay algunos aspectos negativos de esta subida para una parte de la población que, curiosamente es la más desfavorecida. Me refiero a pensionistas y personas que sobreviven con ingresos de inserción. Un tema que está muy unido al envejecimiento de la población y a los recortes que hemos sufrido en políticas de bienestar y dependencia. Con las actuales pensiones, en sus tramos bajos que son los mayoritarios, no es posible hacer frente a contrataciones para sus cuidados, ya que esas personas no pueden soportar las cotizaciones sociales de un SMI. Pensionistas y unidades familiares con ingresos precarios deben estar exentos de esa cotización para poder contratar. Debe haber una relación directa entre el IRPF de las personas y su capacidad de cotización para contratar a terceros. Algo que es evidente, con especial gravedad, para pensionistas y quienes están percibiendo una renta no contributiva.

    La lucha contra la economía sumergida debe ser una prioridad. Para ello, primero, debe haber economía. Porque la realidad que llega a nuestros servicios de empleo nos dice que no todo se soluciona con el SMI. Cada día vemos más personas que no pueden aceptar un contrato porque están percibiendo un ingreso de inserción y las ofertas de trabajo “trocean” los contratos para ofrecer dos o tres horas de contrato (que no de trabajo a veces) al día. Con lo que si vuelven al mercado laboral pierden dinero. Así se mantiene el círculo vicioso de la exclusión social. Esta técnica del “menudeo” en las contrataciones elude la aplicación íntegra de un SMI que sí tendría una repercusión real en la economía y en el empleo si se ajustara al objetivo legal de la subida acordada. Para ello no hay más alternativa que la derogación de las reformas laborales que están atenazando, por la vía de los contratos, lo que avanzamos con las demandas sindicales. El triángulo de los salarios, el empleo y el crecimiento o es equilátero o no será.

    Juan Carlos Cantín
    Responsable de Empleo de CC.OO. Aragón

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.