Firma del III Convenio Estatal del Metal

    CCOO de Industria, UGT FICA y Confemetal han alcanzado esta tarde un preacuerdo sobre el III Convenio Colectivo Estatal de la Industria, la Tecnología y los Servicios del Sector del Metal (CEM). El texto que blinda la negociación colectiva provincial y da cobertura a todo el Estado, incluye aspectos que benefician a unos dos millones de metalúrgicas y metalúrgicos. Tendrá una vigencia de tres años (2018-2020) y en unos días debe ser ratificado por los órganos de dirección de sindicatos y patronal.

    05/11/2019.
    Metal

    Metal

    Tras meses de intercambio de propuestas, se ha alcanzado un preacuerdo sobre el III Convenio Estatal del Metal, que convive con los ámbitos provinciales de negociación y los blinda. Estará vigente del 1 de enero de 2018 al 31 de diciembre de 2020 y afecta a cerca de dos millones de personas. Consigue estructurar la negociación colectiva del sector y homogeneiza el período de prueba, las modalidades de contratación, la clasificación profesional, la jornada máxima anual, el régimen disciplinario, las normas mínimas de prevención de riesgos laborales y la movilidad geográfica.

    Gracias a esta negociación, se obtiene la garantía de que se negociarán los convenios provinciales aunque desaparezca la patronal del metal. El nuevo articulado incluye el compromiso de que se promocionará con perspectiva de género y gracias a la formación e introduce mejoras en la clasificación profesional, que además ha sido redactada con un lenguaje no sexista. Regula también el desplazamiento internacional, el registro de jornada y la desconexión digital. Compromete a las empresas a registrar los salarios desagregados por sexo y por grupos profesionales.

    En materia de igualdad se incorporan artículos que definen cómo se abordará la negociación de los planes de igualdad en los distintos niveles de negociación que hay en el sector del metal y cuáles serán sus objetivos. También se aclara los contenidos que se deben recoger en el diagnóstico previo.

    Otra de las novedades del convenio es la creación del Observatorio Industrial del Metal, herramienta que permitirá anticiparse a los continuos cambios que acarrean la tecnología y las modificaciones productivas y organizativas. El objetivo es evaluar los niveles y la calidad del empleo; elaborar estudios estadísticos y generar información cuantitativa y cualitativa sobre la situación y las perspectivas del sector. También permitirá conocer y analizar la realidad de los procesos de renovación tecnológica, sus funciones y las necesidades derivadas de la I+D+i, así como su evolución territorial y subsectorial.

    El III Convenio del Metal incluye, además, ocho nuevos artículos que abordan la protección de datos y las garantías digitales. Se generan derechos de información y participación que podrán utilizar las y los representantes sindicales en materias tan sensibles como la transformación tecnológica de las empresas, la geolocalización o la videovigilancia.

    En cuanto a los ámbitos provinciales de negociación, se establece la obligatoriedad de regular en el ámbito provincial la disponibilidad, los retenes y las guardias, un tema fundamental que algunas patronales provinciales se niegan a negociar. En materia de prevención de riesgos laborales se aumenta a cincuenta horas la formación de los delegados y delegadas de prevención. Además, se impulsarán medidas de jubilación parcial y obligatoria para garantizar el rejuvenecimiento de las plantillas.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.