Aragón registra el peor dato de paro registrado en el mes de julio de los últimos cinco años

  • En el mes de julio el paro ha crecido en 946 personas, un 1,59%, situando el número de aragoneses y aragonesas en desempleo en 60.454 personas.
  • Los sectores y actividades estacionales son los responsables de este mal dato: en la agricultura el paro crece en 509 personas mientras que en el sector servicios lo hace en 461.
  • El paro y las peores condiciones laborales sigue afectando de forma directa a las mujeres: seis de cada diez personas en paro son mujeres y las mujeres concentran la mayor parte de la contratación temporal y a tiempo parcial.

El incremento del paro es el peor que se ha registrado en el mes de julio en los últimos cinco años y rompe la tendencia de reducción del paro seguida a lo largo de 2019. Además, la temporalidad y la precariedad son el rasgo de la contratación laboral en Aragón: de los 64.965 contratos registrados, 4.440 (6,83%) fueron indefinidos mientras que los 60.525 restantes fueron temporales (93,17%).

02/08/2019.
Paro mes de julio 2019. Gráficos del Instituto Aragonés de Estadística.

Paro mes de julio 2019. Gráficos del Instituto Aragonés de Estadística.

El paro registrado crece en el mes de julio contabilizándose 946 parados más, un 1,59% de incremento respecto al mes anterior, mientras la media española desciende en 4.253 parados (-0,14%). Este dato es el peor y con diferencia de los últimos cinco años cuando tradicionalmente se reducía el paro durante el mes de julio. Solo en julio de 2017 se registró un repunte del paro en 717 personas, mientras que en 2015, 2016 y 2018 se produjo una disminución del desempleo.

Los resultados respecto al mes de julio de 2018 son positivos, con una disminución del paro de 352 que equivalen a un descenso del 0,58%, aunque este dato también se sitúa muy por debajo de la evolución del paro interanual para el resto de España donde se redujo el paro en 123.588 personas, un 3,94% respecto a julio de 2018. Estos datos coinciden con la evolución de la EPA para el segundo trimestre del año donde se detecta una ralentización en el ritmo de creación de empleo y reducción del paro en Aragón. Otra muestra de esta pérdida de dinamismo se evidencia si comparamos los datos de paro de hace un año donde Aragón redujo el paro interanual en 6.405 personas, un 9,53% menos respecto a julio de 2017, frente a los tan solo 352 en que se ha conseguido reducir respecto a julio de 2018.

La afiliación media a la Seguridad Social disminuye en términos mensuales y se sitúa, en Aragón, en 589.039 afiliados mientras que en España aumenta hasta los 19.533.211 afiliados. Esto significa que en julio se ha destruido empleo en Aragón. La evolución de la afiliación a la Seguridad Social ha tenido una evolución similar a la del paro registrado: disminuye en Aragón mientras crece en España. En Aragón se ha reducido en 656 afiliaciones menos respecto a junio, un 0,11%, mientras que el Estado hay 15.514 afiliados más, un 0,08%. En términos anuales la afiliación aumenta en 10.313 personas, un 1,78%, aunque también en este dato se está por debajo de la media española que crece un 2,58%, lo que muestra que Aragón pierde capacidad de crear empleo respecto a la economía española y todo ello a pesar de estar con tasas de crecimiento económicos por encima del 2% del PIB.

El paro crece en todos los sectores de actividad económica, llamando la atención el mal comportamiento de las actividades estaciones que tradicionalmente reducían el paro por estas fechas. En el sector agrario aumenta el paro en 509 personas (19,71%), en servicios 461 (1,13%), mientras que en la industria y construcción aumenta el paro en 44 y 38 personas respectivamente. Solo se produce una reducción del paro en el colectivo sin empleo anterior que registra 106 parados menos.

Por sexos, el desempleo aumenta tanto para hombres como mujeres, pero son estas últimas las que mayor paro registrado soportan. En julio hay 437 paradas y 509 parados más respecto a junio, pero el número total de mujeres paradas en Aragón asciende a 36.585, el 60,51%, frente a los 23.869 hombres parados que representan el 39,49%. Seis de cada diez personas paradas en Aragón son mujeres.

Según edades el paro disminuye entre los menores de 25 años en 86 personas (-1,50%), lo cual puede tener relación directa con el dato comentado de reducción del paro entre el colectivo sin empleo anterior. No obstante conviene recordar que los jóvenes aragoneses son un colectivo especialmente castigado por el paro con 5.629 menores de 25 años en desempleo y una tasa de paro juvenil del 29,58%.

Entre las personas inmigrantes el paro aumenta en términos mensuales, registrándose en julio 175 extranjeros más en paro, un 1,53% más que en junio, mientras que en términos anuales nos encontramos con un aumento 206 personas, un 1,80% más de paro respecto a julio de 2018. El número de parados extranjeros alcanza las 11.642 personas.

El número de contratos registrados en Aragón fue de 64.965, un 3,10% más que los formalizados en junio (1.954 contratos más) y un 0,87% más respecto a julio de 2018 (562 contratos más). La contratación en España aumenta un 8,49% respecto al mes anterior mientras la variación anual lo hace un 4,45%, lo que en consonancia con los datos comentados en paro registrado y afiliación a la Seguridad Social muestra un mejor comportamiento que las variables aragonesas. La temporalidad y la precariedad son el rasgo de la contratación laboral en Aragón: de los 64.965 contratos registrados, 4.440 (6,83%) fueron indefinidos mientras que los 60.525 restantes fueron temporales (93,17%). En julio de 2018 se formalizaron 5.602 contratos indefinidos, un 8,70% del total, dos puntos por encima de la contratación indefinida en julio de 2019.

Por su parte, la tasa de cobertura aumenta 5,71 puntos respecto a junio de 2018 y se sitúa en el 62,24%, por lo que continúa dejando a un gran número de desempleados sin protección. La tasa se sitúa en España en el 63,66%, esto es, 1,42 puntos por encima de la aragonesa. Los mecanismos de protección social que existen siguen siendo insuficientes para cubrir las necesidades sociales, el constante aumento de la pobreza y la exclusión social lo demuestran día tras día.

Los datos de paro registrado correspondientes al mes de julio son los peores en los últimos cinco años y se deben al mal comportamiento de los sectores estaciones que tradicionalmente tiraban del empleo por esta época del año, especialmente el sector agrícola donde el paro crece en 509 personas, un 19,71% más que en junio, seguido por servicios donde crece en 461 personas paradas más. Resulta preocupante, la ralentización de la capacidad de la economía aragonesa de crear empleo a pesar de crecer por encima del 2%.

La contratación indefinida cae por debajo de las tasas de los últimos meses para situarse en el 6,83% de los contratos formalizados en el mes de julio, lo que evidencia el carácter temporal del empleo creado, su corta duración, alta rotación y estacionalidad, lo que significa que son puestos de trabajo que en un alto porcentaje se destruirán al finalizar el verano.

Desde CCOO Aragón consideramos prioritario que el nuevo Gobierno de Aragón fije como una de sus principales prioridades las políticas de empleo. Junto a la derogación de las reformas laborales urge dirigir todos nuestros esfuerzos a potenciar las políticas activas de empleo con el fin de mejorar la calidad del empleo, la empleabilidad y lograr la inserción sociolaboral de las personas en desempleo, especialmente de los parados de larga duración y de aquellos colectivos con mayores dificultades de acceso al mercado de trabajo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.