CCOO reclama un sector turístico de calidad que respete las condiciones laborales de sus trabajadores

    Durante 2018, el sector turístico representó en Aragón el 8% del PIB anual, unos 2.900 millones de euros. Ocupa a 61.093 personas, la gran mayoría son trabajadores por cuenta ajena (78,2%) , el 21,8% restante son autónomos y supone el 10% del empleo aragonés. La principal actividad generadora de empleo dentro del sector turístico es la hostelera con 29.306 personas activas y una variación interanual positiva en 2018 del 3%. A pesar de ello, los trabajadores y trabajadoras del sector soportan condiciones laborales precarias y firman, mayoritariamente, contratos temporales. CCOO propone un modelo turístico que debe concebirse desde una intervención pública concertada con la diversidad de la iniciativa privada. Una apuesta por un sector turístico de calidad que respete las condiciones laborales de sus trabajadores, fidelice al turista y respete el medioambiente.

    24/07/2019.
    Carmina Ramos, Marta Laiglesia y Gerardo Montori

    Carmina Ramos, Marta Laiglesia y Gerardo Montori

    Basándonos en datos de la EPA, el 69% de las personas que trabajan en la hostelería aragonesa por cuenta ajena son mujeres, el 62% tienen contrato indefinido y solo el 53% a jornada completa. Marta Laiglesia, secretaria general de CCOO Servicios en Aragón, ha asegurado que “además se realizan anualmente 375.000 horas extraordinarias no remuneradas, lo que supondría 6,1 millones de euros que no se pagan a los trabajadores y no se cotizan a la Seguridad Social”.

    El tejido empresarial del turismo aragonés lo conforman pequeñas empresas y lo conforman actividades muy heterogéneas como el alojamiento, agencia de viaje o transporte y la restauración. Depende de la demanda estacional y son los meses de verano e invierno en los que se concentra la mayor actividad económica. Por ello, la mayoría de los empresarios se decantan por contratar temporalmente al personal y a pesar de que año a año, crece el número de turistas, no aumentan el número de trabajadoras/es en sus plantillas. Por poner un ejemplo, el número de trabajadores en alojamientos hoteleros ha decrecido un 27,4%, desde el 2008, un 2,5% en los últimos 3 años. A pesar que año a año, se incrementen el número de visitantes y pernoctaciones.

    “Por todo lo explicado anteriormente, es un sector con un elevado índice de rotación de personal que genera empleo precario y al que acuden los trabajadores de forma transitoria, esperando mejores oportunidades laborales en otros sectores productivos”, asegura Laiglesia.

    Hay algunos datos positivos. La actual transformación del sector turístico, sobre todo las empresas de mayor tamaño, hacia la profesionalización y digitalización, está generando una demanda de nuevos perfiles de trabajadores con alta cualificación.

    CCOO asegura que el turismo facilita la incorporación al mercado de trabajo de colectivos con dificultades de inserción laboral (jóvenes, mayores de 45 años, personal con baja cualificación…). “Permite compatibilizar este empleo con otras actividades personales o profesionales”, afirma Laiglesia.

    El personal en establecimientos de alojamiento no hoteleros como campings, turismo rural o apartamentos turísticos ha ido creciendo a la par que las pernoctaciones y los visitantes.

    Salarios

    Entre los años 2012 y 2018, el incremento salarial medio en el sector hostelero aragonés está en torno al 7%, gracias a los acuerdos para el empleo y la negociación colectiva suscritos entre los agentes sociales. Aunque las condiciones laborales en la hostelería vienen reguladas en numerosos convenios colectivos tanto sectoriales de ámbito estatal como de empresa, los convenios colectivos que aplican a mayor número de trabajadores y trabajadoras en Aragón son los convenios provinciales de Hostelería. En estos casos los incrementos salariales durante los últimos siete años en cada una de las provincias han sido de 8,10 % para Teruel, 7,40 % para Huesca y 6,55 % para Zaragoza.

    Sector boyante

    La rentabilidad del turismo en Aragón se incrementa, año a año. Los hoteles vuelven a recuperar los niveles de ocupación previos a la crisis económica de 2008, aunque no se ha podido alcanzar la estancia media de los visitantes de 2008. El crecimiento es incluso mayor en otros subsectores del alojamiento como en los apartamentos turísticos donde desde el año 2008, y a pesar de la crisis, se ha experimentado un crecimiento cercano al 400% en el número de viajeros y de casi el 300% en las pernoctaciones. En 2018, el turismo rural se sitúa en un índice por encima del 20%, en el número de viajeros y pernoctaciones.

    En la otra cara de la moneda, están los trabajadores y las altas cargas de trabajo que soportan. Gerardo Montori, secretario de organización de CCOO Servicios de Aragón, asegura que “En los hoteles aragoneses, mientras los índices de viajeros y pernoctaciones son claramente positivos y muestran un importante crecimiento, el número de personas empleadas ha descendido, lo que supone una mayor carga de trabajo a repartir entre menos personal y por lo tanto mayor riesgo de accidentes o enfermedades laborales. De igual modo los salarios, aunque crecen, no lo hacen en la misma medida que el volumen de ingresos hoteleros”.

    Campañas de CCOO

    El sindicato se ha lanzado a una campaña de control de las horas extraordinarias, no remuneradas, en las empresas del sector turístico. “Vienen trabajadores al sindicato para denunciar prácticas fraudulentas en sus empresas y nosotros informamos a la inspección de trabajo. Uno de los abusos más comunes es el abuso de las horas extraordinarias no remuneradas”, asegura Gerardo Montori.

    CCOO Aragón muestra su preocupación por las personas empleadas en los locales de “comida rápida”. Los trabajadores del sector son personas muy jóvenes, con unas condiciones laborales precarias, contratos temporales y expuestos a una siniestralidad laboral, preocupante. El sindicato exige a las empresas de este sector que cumplan con lo pactado en el AENC para que su personal cobre un salario mínimo de 14000 euros anuales y una regulación del horario.

    “Hoteles justos” es una iniciativa de este sindicato para certificar a las empresas hoteleras que traten de manera justa y responsable a sus trabajadoras y trabajadores. Una iniciativa que trata de sensibilizar a empresarios y clientes sobre la relevancia del trabajo decente y el turismo responsable.

    Convenios de hostelería

    El 31 de diciembre finalizó la vigencia de los convenios provinciales de hostelería de Huesca y Teruel que afectan a 10.000 trabajadores/as. CCOO propone unos incrementos salariales acordes a la evolución positiva del sector en ambas provincias. Hay que destacar que las categorías con salarios más bajos del convenio de hostelería turolense, no alcanzan los 14.000 euros anuales.

    Carmina Ramos, responsable de negociación colectiva de la federación, asegura que “en las mesas de negociación nos encontramos por parte de las organizaciones empresariales con posiciones iniciales reticentes a aplicar incrementos salariales del 3% en aquellos sectores con buena evolución de la productividad y de los resultados tal y como se recoge en el Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC)”.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.