CCOO reclama que no se utilicen herbicidas tóxicos para el mantenimiento de carreteras de Aragón

    El sindicato denuncia el uso del glifosato en el mantenimiento de carreteras por sus consecuencias negativas para la salud de los trabajadores y trabajadores que realizan estas acciones, además del daño medioambiental que produce. El sindicato ha presentado, también, la guía: “Alternativas a los herbicidas tóxicos en usos no agrarios”

    05/07/2019.
    Luis Clarimon y Azucena Ayuso

    Luis Clarimon y Azucena Ayuso

    Los plaguicidas e herbicidas químicos de síntesis y entre ellos el glifosato, tienen muchos riesgos para la salud humana y el medioambiente. “El glifosato es cancerígeno, provoca lesiones oculares graves y es tóxico para los organismos acuáticos, con efectos nocivos duraderos”, asegura Luis Clarimon, responsable de Salud Laboral y Medioambiente de CCOO Aragón. El sindicato reclama a la administración que deje de utilizar este tipo de productos en las acciones de mantenimiento de carreteras y vías férreas. “Lo utilizan para eliminar lo que denominan las malas hierbas de las cunetas. Esparcen toneladas de este producto por el medioambiente y llegan a los ríos, contaminando todo a su paso”, afirma Clarimon. En el pliego de condiciones de mantenimientos de carreteras se advierte a las empresas concursantes que pueden realizar esta labor de manera física o a través de herbicidas como el glifosato, el sindicato recomienda realizarlo de manera manual o mecánica para evitar riesgos innecesarios.

    CCOO ha realizado una serie de solicitudes a los tres servicios provinciales de carreteras y a la dirección general de carreteras del Gobierno de Aragón advirtiéndoles del peligro que conlleva la utilización de estas sustancias tóxicas. ”Tienen que ser previsores y anticiparse a las posibles consecuencias negativas que puedan tener para la salud de los trabajadores que realizan estas funciones de mantenimiento. Todas estas cuestiones deberían incluirse en los nuevos pliegos de condiciones”, advierte Clarimon.

    El sindicato advierte que en el año 2015, las Cortes de Aragón aprobaron una proposición no de ley reclamando al gobierno autonómico un plan para reducir la exposición de la población y el medioambiente a los contaminantes hormonales, algo que no se está cumpliendo. Más de 160 municipios han aprobado normas para erradicar o disminuir notablemente el uso de herbicidas. El Ayuntamiento de Zaragoza emitió en junio de 2016 un decreto para sustituir estas nocivas sustancias y sustituirlas por procedimientos no químicos. Azucena Ayuso, responsable de prevención en la sección sindical de la DGA, ha asegurado que “5500 kilómetros de carreteras aragonesas son tratadas, de dos a tres veces al año, con herbicidas. Estos no solo afectan a las cunetas ya que son drenajes longitudinales, lo que aumenta la zona de exposición a más de 10 mil kilómetros”. Ayuso asegura que la utilización de herbicidas tóxicos se normalizó en el momento que se externalizó el servicio de mantenimiento. “La propia administración se está quitando de encima su responsabilidad”.

    Para evitar riesgos e informar a la ciudadanía y a las administraciones, CCOO ha realizado la guía: “Alternativas a los herbicidas tóxicos en usos no agrarios”. Un manual para evitar el uso de herbicidas y realizar acciones de mantenimiento de carreteras, parques o jardines y solares de manera más saludable y ecológica.

    Documentación asociada
    Documentación asociada

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.