Balance del programa de parados de larga duración

    Agentes sociales y Gobierno de Aragón se han reunido esta mañana, en el despacho de la consejera de economía del ejecutivo autonómico, Marta Gastón, para analizar la evolución del programa para parados de larga duración. Una iniciativa que ha permitido a 2.358 personas desempleadas conseguir un nuevo empleo, lo que supone una inserción del más del 40% de los participantes.

    04/02/2019.
    Reunión con la consejera

    Reunión con la consejera

    Este programa comenzó en el año 2016 y está destinado a personas que llevaban en el paro, al menos 365 días. Desde el inicio de la última legislatura, el número de desempleados que acumulan un año ininterrumpido o más en las listas del paro ha descendido casi un 39,8%, al pasar de 37.627 en julio de 2015 a 22.649 en enero de 2019. El descenso total del paro en Aragón desde julio de 2015 ha sido de un 24,8%, 15 puntos porcentuales por debajo de los parados de larga duración. Manuel Pina, secretario general de CCOO Aragón, ha valorado positivamente esta iniciativa porque “estamos buscando dentro del marco del dialogo social que los acuerdos a los que lleguemos, tengan incidencia real en las personas. Las políticas generalistas no funcionan para atajar el problema del desempleo”.

    El número de parados de larga duración atendidos durante el periodo de vigencia el convenio asciende a 6.312, de los cuales 4.831 corresponden a la provincia de Zaragoza, 814 eran de Huesca y 667 de Teruel.

    El 59,65% de los participantes en este programa han sido mujeres. Por tramos de edad, el grupo de 25 a 45 años acapara el 57,79% de los participantes, el de mayores de 45 años el 40,67% y los jóvenes menores de 25 años el 1,54%. Por nivel formativo, el grupo de desempleados sin formación especializada (incluyendo aquí a los Bachiller) han recibido el 62,12% de los itinerarios, y aquellos con formación especializada (F.P. y universitarios) el resto. “Hemos puesto en marcha programas muy individualizados que vean la realidad a la que se enfrenta cada persona para poder insertarlas en el mercado laboral y dar respuesta a las necesidades que tienen las empresas”, afirma Pina.

    Pero lejos de quedar en una actitud autocomplaciente, Manuel Pina asegura que todavía queda mucho trabajo por hacer. “El 62% de los parados/as de larga duración cuando se inició el programa eran mujeres y actualmente es el 67%. El éxito de esta iniciativa no ha impedido que haya una cronificación de las mujeres en el colectivo de parados de larga duración”.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.