CCOO se suma a la celebración del Día Internacional para la Tolerancia

    El sindicato suscribe el llamamiento a todos los pueblos y gobiernos para combatir activamente el miedo, el odio y el extremismo, y defiende de manera inequívoca el diálogo y el respeto mutuo entre todas las personas. “Solo así alcanzaremos la construcción de una Europa moderna y cohesionada socialmente que haga posible un desarrollo duradero y equitativo de la sociedad en su conjunto”, señala Lola Santillana, secretaria de Empleo y Cualificación profesional de CCOO.

    15/11/2018.
    Día Internacional para la Tolerancia

    Día Internacional para la Tolerancia

    Para CCOO, la tolerancia es un valor fundamental en nuestra sociedad. En estos tiempos en los que se da una convivencia natural entre personas de otras creencias, pensamiento, culturas, nacionalidades e incluso de distintas ideologías, es imprescindible visibilizar su importancia.

    Ya sea en las escuelas, instituciones, medios de comunicación o en las redes sociales, la tolerancia y el respeto al resto de personas deben estar presentes en todos los ámbitos de la sociedad. Debemos ser capaces de construir un sistema de integración y respeto por lo que nos resulta diferente.

    Empatizar, escuchar opiniones y puntos de vista de otra persona distintos a los nuestros y, sobre todo, aprender a respetarse a uno mismo para poder respetar a los demás son algunas de las mejores conductas para empezar a ser personas más tolerantes. En opinión de CCOO, la sociedad vivirá de forma más armónica y pacifista si conseguimos crear e incorporar en nuestro días a día valores de respeto y tolerancia. Para ello se hace necesario remover y eliminar las barreras que impidan o limiten el ejercicio de los derechos ciudadanos.

    CCOO reclama un ejercicio de responsabilidad de todas las instancias e instituciones políticas y sociales para incluir en sus programas de acción la promoción de la integración y la lucha contra cualquier tipo de exclusión. Es también prioritario colocar cimientos firmes que consoliden la paz y la reconciliación de los pueblos, atendiendo a las recomendaciones de los organismos internacionales y de los países miembros de la UNESCO desde que el 16 de noviembre de 1995 se estableciera la declaración de Principios sobre la Tolerancia.

    Luchar contra la intolerancia exige más inversión en educación, poniendo en valor la tolerancia y los derechos humanos y contrarrestando el incremento de la intolerancia.

    Por último, Lola Santillana apunta que “no podemos pasar por alto la demanda de la necesidad de la creación de empleo y el acceso a la formación para el empleo que apoye y facilite la construcción de una sociedad más justa y tolerante y que constituyen cláusulas de salvaguardia contra la exclusión social y en pos de la convivencia democrática y en igualdad”.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.