Los sindicatos de la administración general denuncian la pérdida de 1300 empleos

    A las 17 de la tarde en la Plaza de España de Zaragoza, los trabajadores y trabajadoras de la administración general del Estado se han concentrado para reclamar una mejora de sus condiciones laborales. Portaban una pancarta con el lema: “Más empleo público, salario digno” y es que reclaman un salario mínimo de 1200 euros, el desarrollo del segundo acuerdo para la mejora del empleo público y el desbloqueo del 4º convenio para personal laboral, entre otras cuestiones. Entre 2010 y 2016, se han destruido en Aragón 1300 puestos de trabajo, sin contabilizar las fuerzas armadas ni los cuerpos de Seguridad del Estado.

    07/06/2018.
    Concentración en la Plaza de España de Zaragoza

    Concentración en la Plaza de España de Zaragoza

    Los sindicatos convocantes denuncian que la Administración General del Estado ha sido castigada de manera especial durante los últimos años por el anterior Gobierno del PP para cumplir los parámetros de contención del gasto, tanto en la reposición de efectivos como en las condiciones retributivas del personal.

    Estas decisiones han provocado un grave deterioro de los servicios públicos, que es necesario atajar porque son imprescindibles para mejorar la calidad de vida de la ciudadanía. Las organizaciones sindicales aseguran que el personal público es quien garantiza los derechos, la igualdad y la cohesión social. “En Aragón, debido a la no reposición de efectivos se han perdido una gran cantidad de empleos públicos que ha llevado al deterioro de los servicios públicos hasta el punto que las citas previas del DNI y de las oficinas de la Seguridad Social estén colapsadas. O por ejemplo el servicio de cocina del hospital militar de Zaragoza se encuentra a punto de no poder prestar el servicio a los pacientes”, asegura Carlos Millán, coordinador del sector de la administración general del Estado en Aragón.

    Por eso, la representación de los trabajadores reclama un salario mínimo de 1.200 euros y homologar las condiciones retributivas del personal laboral y el personal funcionario. “Para paliar la pérdida de poder adquisitivo acumuladas en los últimos diez años, que supera el 14%, proponemos un incremento salarial lineal de 200 euros y una dotación presupuestaria de 100 euros más para el establecimiento de la carrera profesional para todas las empleadas públicas y todos los empleados públicos de la Administración del Estado”, reclama Millán.

    Además, CCOO, UGT y CSIF piden el desarrollo del II Acuerdo para la mejora del empleo público, firmado el pasado de 9 de marzo, con la apertura de los ámbitos de negociación establecidos en el pacto para lograr avanzar en tres ejes: empleo, derechos (restablecimiento del 100 % de las retribuciones en situación de incapacidad temporal y la recuperación del carácter máximo de la jornada de 37,5 horas) y salario. Los sindicatos también reclaman el desarrollo y aplicación de la jubilación parcial en el ámbito.

    Los sindicatos exigen también el desbloqueo del IV Convenio Único del personal laboral, que lleva más de dos años sin avances significativos, y el desarrollo del Estatuto Básico del Empleado Público, estableciendo, entre otras cuestiones, el derecho a la carrera profesional o la adaptación de la clasificación profesional al actual sistema de titulaciones.

    Esta campaña de movilizaciones conjunta se inició en Albacete y Melilla el pasado 21 de mayo, y tiene previsto recorrer más de una treintena de provincias antes de llegar a Ceuta el 21 de junio, hoy ha sido el turno de Zaragoza. Los sindicatos avisan de que sí no se logran sus objetivos, convocarán paros parciales e incluso huelga en la Administración General del Estado.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.