El SMI en España supone el 37% del salario medio a jornada completa

    La Confederación Europea de Sindicatos ha publicado el informe “Los Salarios Mínimos no deberían ser salarios de pobreza”, en el marco de la Campaña por el incremento de los salarios, donde se constata que 10 países de la UE tienen salarios mínimos muy por debajo del umbral de salarios bajos. España es el Estado miembro con un salario mínimo más bajo en relación al salario promedio nacional, concretamente, representa el 37%.

    10/11/2017.
    Campaña SMI de la CES

    Campaña SMI de la CES

    Entre las principales conclusiones del estudio destaca que un elevado número de salarios mínimos está por debajo del umbral de salarios bajos que la OCDE define como dos tercios del salario medio nacional, lo que supone graves dificultades para vivir del salario. Por salario medio se entiende la cuantía situada entre el 50% de salarios más elevados y el 50% de salarios más bajos.

    El SMI en España supone el 37% del salario medio nacional a jornada completa, por lo que debería aumentar en un 62% para situarse en el 60% del salario medio español. Para llegar al 60% del salario promedio nacional (la media aritmética del total de los salarios) sería necesario un incremento del 94%.

    La CES exige que la UE determine una fecha objetivo común para que el salario mínimo en toda la Unión llegue, en una primera fase, hasta el 60% del salario medio para, progresivamente, aumentar gradualmente hasta el 60% del salario promedio. Este incremento no interferiría en los salarios negociados colectivamente. En cambio, el salario mínimo suficiente puede prevenir la pobreza y promover aumentos salariales generales, para que el salario pueda asegurar una vida digna.

    La CES presionará para que este aumento de salarios mínimos sea parte del plan de acción de implementación del Pilar Europeo de Derechos Sociales. Dicho Pilar, habla de “salario justo y salario mínimo adecuado”. El Semestre europeo y las Recomendaciones por países, pueden ser útiles para implementar este objetivo de incremento salarial en Europa, en el mismo sentido que apuntan la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional, quienes enfatizan la necesidad de incrementos salariales para un crecimiento sostenible y prevenir la inflación.

    Las políticas para incrementar los salarios mínimos, deben ir acompañadas de iniciativas para reforzar la cobertura de la negociación colectiva y la estructura de la misma.

    Documentación asociada
    Documentación asociada

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.