CCOO denuncia que el Gobierno no prorrogará en el próximo Consejo de Ministros el programa PREPARA

    El sindicato lamenta que el Consejo de Ministros de este viernes no aborde la prórroga del programa PREPARA, su vigencia se agotó el pasado día 16 de agosto, cuya finalidad principal es proporcionar una subvención de 400 euros durante seis meses a las personas desempleadas que han agotado todas las prestaciones. Tampoco se llevará al Consejo de Ministros las modificaciones al PREPARA propuestas por CCOO ni ninguna otra medida para las personas que carecen de protección.

    24/08/2017.
    Empleo

    Empleo

    El PREPARA surge en una situación en la que el paro es muy superior en España al existente en nuestro contexto económico, al de la zona euro, como un programa especial de protección por desempleo. Esta situación, y por tanto la necesidad del programa, sigue manteniéndose hoy en día: la tasa de paro en 2016 en la eurozona era de 10,2% frente al 19,7% de España, es decir, una diferencia de más de 9 puntos, cuando antes de la crisis, entre el año 2004 y el 2007, la diferencia media era de 0,7 puntos.

    Para CCOO, mientras la diferencia entre las tasas de paro de España y de la zona euro sea superior a 2 puntos, el Plan PREPARA, cuya vigencia se agotó el pasado día 16 de agosto, debería ser prorrogado, aunque la tasa de paro este trimestre se haya situado en el 17,22%, por debajo del límite del 18% que el Gobierno fijó – sin obedecer a ningún criterio objetivo: ¿Por qué el 18% y no el 14% o el 12%? - para que la subvención se mantuviera. En consecuencia, el Consejo de Ministros de este viernes debería prorrogar sin más retrasos el PREPARA o proponer otra medida para quienes hayan agotado todas las prestaciones.

    El artículo 41 de la Constitución mandata a los poderes públicos a unas prestaciones sociales suficientes, especialmente en caso de desempleo. En la actualidad, tanto la cuantía de las prestaciones como con el número de personas protegidas, son claramente insuficientes: desde 2010 solamente se ha incrementado el IPREM en un punto y tampoco se puede considerar suficiente que una de cada cuatro personas paradas esté protegida.

    A juicio de CCOO, esta insuficiencia debe conducir a una modificación del conjunto de las prestaciones, contemplando desde su cuantía, dependiendo de los ingresos familiares o a prestaciones sin límites temporales, a con qué tipo de fondos se financian las diferentes prestaciones. También la suficiencia hay que entenderla en relación con el volumen de personas protegidas.

    Según los datos de la última EPA hay 2.842.548 personas paradas que carecen de protección, mientras que solamente 1.066.251 perciben algún tipo de prestación por desempleo, un 27,3%. Si miramos qué pasa en los hogares, hay 588.989 hogares en los que hay, por lo menos, una persona parada que no percibe prestaciones y carecen de ingresos o el único ingreso que tienen es de un trabajo a tiempo parcial. En ellos hay 231.256 personas menores de dieciséis años.

    Tanto si se mira el número de personas paradas que carecen de protección, como el número de hogares sin ingresos, resulta obvia la falta de cumplimiento del mandato constitucional de unas prestaciones suficientes.

    PROPUESTAS DE CCOO

    Recientemente el Tribunal Constitucional ha determinado que el Programa PREPARA, en la medida en que es una subvención, debe ser gestionado por las Comunidades Autónomas. Para analizar su incidencia y su prórroga, mantuvimos una reunión entre el gobierno y los agentes sociales. En ella, CCOO planteó substituir el PREPARA por una segunda PAE, de forma similar a las tres RAIs (renta activa de inserción).

    El programa PREPARA se regula en 2011 con una duración semestral. En los tres primeros programas, aquellos en los que se mantuvo la regulación inicial, hubo una media de 178.640 personas beneficiarias. Los tres siguientes, cuya regulación fue modificada por el PP, alcanzaron, de media, 64.640 personas beneficiarias. Desde 2014 la media semestral de personas beneficiarias ha sido de 11.694 personas.

    La diferencia en el número de personas beneficiarias está motivada, en buena medida, por las fuertes restricciones introducidas por este Gobierno. En primer lugar, no todo el que agote una prestación o subsidio tiene derecho a la subvención si carece de rentas. Se restringe a solamente los que tienen cargas familiares o, sin ellas, han estado más de doce meses en el paro. En segundo lugar, se penaliza a las unidades familiares con diferentes generaciones (se tiene en cuenta a los padres e hijos, pero no a los hermanos).

    El Programa de Activación para el Empleo tenía previsto alcanzar a 450.000 personas en el primer año, según las declaraciones efectuadas por el Presidente del Gobierno en la firma del mismo. Sin embargo, el número de beneficiarias quedó reducido a 123.087 personas. Esta diferencia puede deberse en gran medida a la necesidad de haber percibido el PREPARA para acceder a la PAE.

    Ante la situación de desprotección de tres de cada cuatro personas paradas, la falta de respuesta a esta situación que ha supuesto el PREPARA en la redacción dada por este Gobierno, así como la falta de cumplimiento del objetivo de dar cobertura a 450 mil personas con el PAE, CCOO plantea modificar este programa de la siguiente manera:

    - Modificar el apartado f) del artículo 2: Carecer de rentas, de cualquier naturaleza, superiores en cómputo mensual al 75 por ciento del salario mínimo interprofesional, excluida la parte proporcional de dos pagas extraordinarias. A estos efectos, aunque el solicitante carezca de rentas, en los términos anteriormente establecidos, si tiene cónyuge y/o hijos menores de 26 años, o mayores incapacitados o menores acogidos, únicamente se entenderá cumplido el requisito de carencia de rentas cuando la suma de las rentas de todos los integrantes de la unidad familiar así constituida, incluido el solicitante, dividida por el número de miembros que la componen, no supere el 75 por ciento del Salario Mínimo Interprofesional, excluida la parte proporcional de dos pagas extraordinarias.

    - Modificar el apartado 1 del artículo 6: El programa tendrá por objeto la activación y la inserción laboral de sus beneficiarios, y solo se podrá ser beneficiario de dos derechos al programa de activación para el empleo aunque no se hubieran disfrutado por el periodo de duración máxima.

    Con estas dos modificaciones, se podrán incorporar por una segunda vez quienes ya lo hayan disfrutado, así como aquellas personas que, careciendo de cargas familiares, carezcan también de ingresos. Esta alternativa al PREPARA debería haber sido llevada al Consejo de Ministros, como propuso CCOO.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.